COLISIÓN NEFASTA

Hoy quiero hablar de un tema difícil de tratar y muy serio: los accidentes de tráfico.

Estos días lo he vivido de cerca porque cuatro chicos de cerca de donde he nacido han fallecido en un accidente, cuando volvían de celebrar el cumpleaños de uno de ellos. Solo sobrevivió el conductor.


Tantas veces escucho y veo en el telediario noticias acerca de los accidentes de circulación, y detrás de cada uno de ellos hay una historia que queda truncada, una vida que desaparece.

Hablan acerca de las causas de estos sucesos, que si el alcohol, la fiesta y la velocidad no son buena mezcla, que si las carreteras no se encuentran en condiciones lo suficientemente buenas, etc... Claro está que las causas son muchas y muy distintas. No quiero entrar a valorar términos que desconozco. Solo puedo aportar mi opinión. Tengo carnet de conducir desde hace 11 años, y doy gracias de no haber tenido nunca un percance con el coche. Algún sustillo ha habido, pero nada importante.


Está claro y cae de cajón que ir a más velocidad de la permitida, beber y conducir, carreteras en mal estado, distracciones, llevan muchas veces a no llegar al destino. Sin embargo, pienso que para tratar de evitar todo esto, hay que comenzar por lograr que cada uno de nosotros tome verdadera conciencia de la importancia que reviste el ponerse al volante, y la gran responsabilidad que conlleva. Muchas veces vamos en el coche medios dormidos, con prisa, despistados, preocupados, pensativos, enfadados... situaciones que no podemos evitar en nuestra vida diaria, pero que mezcladas con la conducción pueden llegar a tener efectos muy nefastos, y no solo para nosotros, sino para el resto de conductores.


Las campañas de seguridad vial y concienciación realizadas por la Dirección General de Tráfico y por otros varios organismos son un punto a favor, a los que hay que reconocer su ayuda. Pero no basta con eso, por muy cruel que nos muestren lo que puede suceder, en la vida de cada uno de nosotros hay momentos en que no estamos para conducir, pero, porque no tomamos verdadera importancia de ello, o por otras razones, cogemos igual el coche. Siempre piensas que "a mí nunca me va a pasar", pero pasa... Por ello hagamos todo lo posible por adoptar las mayores precauciones a la hora de conducir. Es más facil decirlo que hacerlo, lo sé, pero pienso que es la mejor forma de tratar de evitar sucesos que causan mucho sufrimiento a muchas personas.



No dejemos que la conducción sea un arma de doble filo que siega vidas día tras día. Es cierto que es muy complicado erradicar los accidentes, sin embargo, poniendo todos nuestro granito de arena, podemos hacer grandes logros en este sentido.



Porque la vida es demasiado maravillosa y demasiado bonita como para perderla en una carretera. Porque tenemos muchas ilusiones por las que luchar y que cumplir. Porque la gente que nos quiere no merece que le causemos dolor. Porque con actitudes irresponsable ponemos en peligro la vida de otras personas.

Como dice mi abuela: "sentidiño", y qué razón tiene, hay que tener sentido y poner los cinco sentidos, no solo en la conducción, sino en otras muchas actividades de nuestra rutina.

Cuando tienes 18 años y acabas de aprobar el carnet de conducir, al menos en mi caso, solo piensas en que ya puedes ir a donde quieras por tu cuenta y te alegras de la independencia que eso te da, sin pensar mucho en la importancia de lo que ello supone. Ahora, con 29 años, reconozco que hace 11 tenía pájaros en la cabeza, y me alegra haber madurado y haberme percatado de que la independencia conlleva responsabilidad y obligaciones, no solo alegrías.

Uf, cuanto he escrito! Me enrollo un montón... todo esto para deciros y pediros que por favor tengáis mucha precaución siempre. Más vale llegar, aunque sea tarde, que perderse para siempre en el camino...

¡Un abrazo muy fuerte!





24 de Marzo de 2009

8 comentarios:

SOL dijo...

Yo saque hace poco por primera vez mi registo.. hace tan solo un año.. creo que no llego todavia !!!
Pero cada vez q subo a conducir que no es lo mismo que manejar... pienso... uauuuu que responsabilidad y te juro que me da miedo!!!
El poco respeto de un conductor hacia el otro, la mala onda... a veces o casi siempre desde que manejo confio en mi.. pero sinceramente tengo que estar mas pendiente de los que van a realizar los otros, que maniobras harán es un eterno martirio manejar sobre las calles del centro de Bs As.
Lamento mucho lo de tus amigos...Tenemos que tener conciencia que tenemos un arma en nuestras manos (el auto lo es)
Besos cilo, un post distinto pero siempre es bueno recordarnos!!!

alma máter dijo...

¡Qué desgracía lo de esos chicos!!!.
Estoy de acuerdo contigo, pero ¡¡cómo vamos a concienciarnos... si cuando vamos por la carretera a 200Km sólo aminoramos ante el cartelito de "velocidad controlada por radar"!!!.. cuando veo eso me pongo frenética!!!! No deberían avisar, y si el máximo es 120 Km/h, pues a 120.... y ya está!!

Un beso Angeles!!!

moderato_Dos_josef dijo...

Sólo te diré una cosa. Este es como dices un tema muy serio, y según mi parecer sigue siendo abordado a la ligera por la sociedad. La cuestión es ¿por qué si ponen anuncios apelando a la responsabilidad en la carretera, continúan a su vez poniendo anuncios para que se compren coches más rápidos? Por qué no se prohiben ya los anuncios de automóviles y se les da el trato de peligrosidad que merecen? Comprar un coche a partir de ahora debería de estar permitido solo para personas que demostraran su responsabilidad. No beber conduciendo es algo imperativo y sin embargo todavía se hace. Subir la edad del permiso de circulación. No creo que a los jóvenes o a los españoles les moleste usar los servicios publicos. En países como Noruega se anima a eso y el vehículo es un objeto de lujo que no está al alcance de cualquiera. Hoy por hoy la masificación de automóviles es ya preocupante y veremos hasta donde llegamos. Gracias por el post. yo también me he enrollado pero es que el tema es cmo para enrollarse jaja. Un abrazo!

Celia dijo...

Ángeles. Es una pena la muerte prematura de esos jovenes, y de tantos y tantos que pierden la vida en las carreteras.
Un recuerdo especial para ellos, y un abrazo fuerte para ti, que con tu alma noble nos has traido su recuerdo y reflexión.
Un abrazo, amiga

Angeles dijo...

Lo siento por esos chicos, es una verdadera pena que esto pase. Recuerdo hace un tiempo había una publicidad que lo relacionaba con un arma, no la recuerdo bien pero si me quedó la idea. Salir con un coche cuando uno no está en condiciones es como salir con un revólver. Hay que tener conciencia de esto.
Muy buen post es para tenerlo muy en cuenta.
Un abrazo.

Cornelivs dijo...

Bellas apreciaciones y buenisimos consejos los que das en esta entrada de hoy.

Me ha gustado, y obviamente comparto todas tus apreciaciones.

Un abrazo.

Carlos dijo...

Vi la noticia de los cuatro chicos en televisión y se me quedó la sangre helada, debe ser tremendo para las familias de los que se han ido como para el conductor que se ha salvado.
Yo también creo que en los accidentes influyen muchas causas, algunas por muchas campañas que se hagan son inevitables y seguirán pasando porque hay mucha gente inconsciente.
Pocas veces se habla de nuestras carreteras que muchas de ellas son precarias, es inadmisible que en muchos puntos negros todos los años se dejen la vida varias personas y nadie haga algo para evitarlo. El gobierno debía prestar más atención a nuestras carreteras, muchas veces tengo la sensación que despilfarran muchos millones de euros en el AVE y al final las carreteras siguen abandonadas con la diferencia que las unas las utilizamos la mayoría de españoles y el AVE solo unos pocos privilegiados.

Javi dijo...

Muchas gracias por visitar mi blog, dices que escribo bien, pero veo que tu lo haces mejor que yo, tu blog es muy interesante y te agrego a mis enlaces,
Un abrazo.