LA ESENCIA DE LA TERNURA CONVERTIDA EN MIRADA




Quiero dedicar este post a mis amigos Cristina y Alex, por su gran valentía, tenacidad y porque: ¡son unos auténticos padrazos!


Lucía fue la primera en querer ver mundo, y asomó su cabecita antes que Dani, fue más impaciente que su hermano.
Lucía es una niña con mirada angelical, enormes y dulces ojazos castaños y unas pestañas larguísimaaaasss, (hasta el infinito y más allá), brazitos regordetes y muy tranquilita, salvo cuando es hora de comer o reclama nuestra atención.




Dani, el gordito, es un niño vivaracho, con la carita redonda y tremendamente risueño. En su rostro siempre hay una sonrisa. Le encanta saltar y saltar y no le gusta nadita que intenten sentarlo en el colo, se rebela y se enfurruña.



Desde que nacieron, los dos son la alegría de sus padres y toda su familia, y nuestros muñecos para todo el grupito de amigas. Para qué negar que se nos cae la baba con ellos. Mirarles es esbozar una gran sonrisa y olvidar todas las penas. Mirarles es sentir su inocencia y su dulzura rozando tu alma. Mirarles es calmar todo el odio y el rencor que reina en el mundo.




Esos pequeños pitufos activos, simpáticos, tiernos, que sacan lo mejor de cada persona solo con un gesto. Enanos traviesos y risueños que disparan directamente a nuestro corazón mensajes de amor.

GRACIAS POR EXISTIR PEQUEÑAJOS
OS QUIERO MUCHÍSIMO.




POR EL MILAGRO
AUTÉNTICO Y MARAVILLOSO DE LA VIDA

POR LA SENSACIÓN DE UN DESTINO NUEVO
QUE AVANZA PASITO A PASITO

POR EL AMOR ENTRE PADRES E HIJOS

POR LA ALEGRÍA DE LLENAR TU ALMA
CON UN NUEVO SER QUE ES PARTE DE TI

POR LA TERNURA QUE IRRADIAN
SUS PEQUEÑIT
AS PERO ENORMES ALMAS





12 comentarios:

mardelibertad dijo...

Palabras llena de ternura y amor
Besos

Ángeles dijo...

Ternura y amor es lo que estos dos preciosos nenés inspiran en cualquier persona Mar :-)

Un abrazo.

alma máter dijo...

¡¡Qué entrada tan bonita!!!!! me recuerda a una que escribí yo no hace mucho también dobre dos mellizos.

Y que lo digas ¡¡son una alegría para todos!!!.

Muchos besos.

Ángeles dijo...

:-)

Gracias amiga Alma Máter.
Sí que son una alegría, cada mirada y cada gestito que regalan te dan ganas de comértelos!!! Son un cielo de niños, no me canso de mirarlos, la verdad es que estoy enbobada con ellos, y me encanta estarlo.

Un abrazo muy fuerte

SHEREZADE dijo...

ANGELES ,SER PARDRES ,ES LA MEJOR EXPERIENCIA DE TODA LA VIDA.ALGO QUE NO SE PUEDE CONTAR CON PALABRAS,PERO QUE TE LLENA EL ALMA DE UNA GRANDEZA ENORME...¡¡PERO MELLIZOS,GLUBS!!TE LO DIGO PORQUE YO SOY MELLIZA Y MI MADRE ACABO DE LOS NERVIOS...XD.
BESOS Y GRAN HOMENAJE ERES GRANDE.
BESOS.
SHERE.

Celia dijo...

Hola Ángeles.
Unas palabras preciosas y llenas de ternura.
Para mí, ser madre, ha sido la experiencia más maravillosa de la vida.
Un abrazo.

Ángeles dijo...

Querida Shere:

No tengo ninguna duda de que ser padres es lo más maravillos en esta vida, no he sido madre pero espero serlo algún día...

Estos amigos míos llevan bastante bien lo de atender a dos boquitas todos los días, hay momentos de estrés, claro, pero siempre termina venciendo la sonrisa. Estoy segura de que tu madre ahora está encantada contigo y ya se ha olvidado de los nervios de criar dos niños a la vez jajaja.

Eres un cielo Shere, muchos besos y buen fin de semana, aunque nos veremos en tu blog o por aquí.

Cuidate, alegras este espacio con tu presencia.

Un abrazo muy grande

Ángeles dijo...

Querida Celia:

Como le decía a Shere, estoy segura de que experimentar la sensación de ser madre tiene que ser algo inexplicabe y grandioso. Ojalá algún día tenga esa suerte. Mientras tanto estos dos peques llenan mi corazón de ternura y alegría y me devuelven la inocencia.

Gracias por tus amables palabras, buen fin de semana, nos leemos ;-)

Un besito muy fuerte Celia

Angeles dijo...

Gracias por tu hermoso comentario, cunado vi Angeles dije me lo escribí yo misma, me alegro de encontrarte, aquí hay mucha ternura, sigo leyendo y eres Bienvenida en mi espacio.
Un beso. Mis felicidades a esos nuevos papás.
Un beso.

Natacha dijo...

No hay nada como la mirada de un niño. su risa es música celestial... que lindos. Adoro a los niños.
Un beso, bonita
Natacha.

Ángeles dijo...

Ángeles, querida tocaya:

Yo también me alegro de encontrarte y haber descubierto tu blog.

Muchas gracias por tus amables palabras. Siempre tendrás un lugar especial en este blog.

Nos seguimos ;-)

Un abrazo muy fuerte y buen fin de semana

Ángeles dijo...

Querida Natacha:

Totalmente de acuerdo, una de las cosas más hermosas es la mirada de un niño, inspiran todo lo bueno.

A mi también me encantan los niños, esos pequeños pitufos alocadillos! jajaja.

Un besito muy fuerte y feliz find guapa